lunes, 30 de mayo de 2016

ABONADO DEL ALMENDRO ECOLOGICO

El almendro se le ha considerado, algunos así se lo creen todavía, como un árbol muy rustico que se desarrollaba el solo,  en terrenos pobres ( laderas que no sirven para otros cultivos, lindes de las fincas, orillas de caminos, etc.); un árbol que no necesitaba cuidados de ningún tipo; no se le poda, no se le abona, ni se le trata de nada. Pero no nos  engañemos estos son almendros autóctonos de cada lugar y dan almendras cuando las dan.
Los tiempos han cambiado,  los mercados son didferentes , las exigencias de los consumidores son diferentes, etc. Hoy las explotaciones de almendros ecológicos para que sean rentables y consigamos productos de calidad precisan muchos cuidados e incluso mas atención que los almendros de las explotación de la agricultura  convencional, debido a que todas las medidas que tomemos tienen que ser preventivas  y hay que estar muy pendiente y ante la mas mínima alteración aplicar inmediatamente alguna solución, que será mas lenta y menos efectiva que las aplicadas en la agricultura convencional.
Para conseguir unas almendras ecológicas de calidad y en cantidad suficiente tenemos que tener unos almendros sanos  y para conseguir esto es fundamental que el árbol este bien alimentado y tenga los suficientes recursos para desarrollarse y producir almendras  de calidad. Si el almendro esta sano y bien alimentado se podrá defender  mucho mejor del ataque de las plagas de los insectos y de las enfermedades de los hongos, que si esta débil
Hemos querido concienciar de la importancia que tiene para los almendros un correcto abonado y repetimos lo de correcto, es decir sin pasarnos debido a que puede ser perjudicial, por ejemplo un exceso de nitrógeno fomentaría el pulgón, etc. pero también tenemos que tener presente que no le falta ningún nutriente o elemento y no solo  aportemos NPK
Muy importante para un correcto abonado, además de tener presente el desarrollo vegetativo, la cosecha obtenida y otros parámetros, es hacer análisis del terreno, del agua de riego y análisis foliar. No se debe abonar por intuición,  hay que hacer los correspondientes cálculos de las necesidades.
Además de  los llamados  abonos verdes y los abonos organitos (estiércol) de los animales: hoy tenemos en el mercado   una gran variedad de fertilizantes ecológicos  con el correspondiente certificado ecológico de todo tipo, tanto solidos como líquidos muy facilites de aplicar, los solidos se pueden aportar con una abonadora convencional y los liquido bien por fertirrigacion o bien por vía foliar.
Resumiendo tenemos que saber que necesidades de nutrientes  precisan nuestros almendros y también el momento idóneo de aplicarlos, para ello lo mejor es dejarnos asesorar por un técnico con experiencia.
 En otro momento profundizaremos en la fertilización del almendro ecológico.
 
 
 
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada